Diario de un perro y un gato

DIARIO DE UN PERRO


8:00 am – CROQUETAS!! Mi desayuno favorito!

9:30 am – Paseo en coche!! Mi actividad favorita!

9:40 am – Paseo por el parque! Mi otra actividad favorita!

10:30 am – Ser acariciado por mi dueño! Mi persona favorita!

12:00 pm – CROQUETAS!! Mi comida favorita!

1:00 pm – Jugar en el patio! Mi lugar favorito!

3:00 pm – Perseguir mi cola! Mi juego favorito!

5:00 pm – Huesos de carnaza! Mi botana favorita!

7:00 pm – La pelota de hule! Mi juguete favorito!

8:00 pm – Ver la tele con mis dueños! Mi otra actividad favorita!

11:00pm – dormir en mi casita de perro! Mi otro lugar favorito!

DIARIO DE UN GATO

Día 983 de mi cautiverio. Mis captores continúan burlándose de mis capacidades regalándome bizarros y brillantes objetos que llaman “juguetes”

Ellos comen carne fresca mientras yo y otros animales presos somos alimentados con una especie de nuggets secos. Se racionar bien mi comida, no debo comer de más para mantener mi cuerpo en forma, tampoco debo comer poco para mantener mi fuerza.

Lo único que me mantiene en pie es mi sueño de escapar de aquí. En un intento de disgustarlos, vomité en la alfombra para que me echaran. No funcionó

Hoy decapité un ratón y deposité su cuerpo descabezado a los pies de mis captores. Esperaba que este evento les hiciera darse cuenta de lo que soy capaz de hacerles a ellos. Sin embargo me felicitaron e hicieron condescendientes comentarios acerca del “pequeño gran cazador” que soy. Bastardos.

Hubo una especie de asamblea o reunión con sus cómplices hoy. Fui puesto en un cuarto en confinamiento solitario mientras duró el evento. Pero pude escuchar el ruido y oler la comida. Escuché que mi confinamiento era debido a las “alergias” de algunos de los asistentes a la asamblea. Debo aprender que significa esto y usarlo en su contra.

Por la mañana casi tuve éxito en mi intento de asesinar a uno de mis captores, paseándome entre sus piernas mientras él caminaba. Casi perdió el equilibrio. Debo intentarlo de nuevo – pero en las escaleras.

Estoy convencido de que los otros prisioneros son sus lacayos. El perro recibe privilegios especiales. Es liberado regularmente en el patio y parece más que dispuesto a regresar a la casa. Obviamente es un retrasado mental.

El ave tiene que ser un informante. La he observado comunicarse con los guardias cada día. Estoy seguro de que les reporta cada uno de mis movimientos. Mis captores han arreglado para el ave una protección especial en una celda elevada, así que está segura. Por ahora…….


Anuncios

5 pensamientos en “Diario de un perro y un gato

  1. Yael dice:

    No puedo esperar para la continuacion…porque habra una ¿¿¿¿verdad ?????

  2. blackpig dice:

    aaaaahhh, pero son tan adorables, y besables. Yo tengo a mi gato afuera de la casa y nunca se va. Gato estupido.

  3. Sabrina dice:

    Buenisimo, por eso no quiero un gato.

  4. Omar dice:

    Debo intentarlo de nuevo – pero en las escaleras….

    Mis captores han arreglado para el ave una protección especial en una celda elevada, así que está segura. Por ahora…….

    jajaja muy bueno, pobre gato prisionero militar 😐

  5. fernanda dice:

    Muy bueno, me reí mucho con lo del gato, ahora miro al mio y creo entenderlo, aunque, ¿que me dirá cuando ronronea?

    🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s