El misterio de los tamales

Ese día, se suponia que todo iba a ser un sencillo procedimiento. Solo acudir a la cita temprano, recoger la mercancía y retirarse. No podrían haber complicaciones.

Pero algo sucedió… algo que nos cambió la vida a todos. Esta historia a la que llamaremos: El misterio de los tamales, fue el suceso mas aterrador que haya vivido.

Ese día mi hijo no tuvo clases, por lo que le hice acompañarme a la oficina, para esperar los tamales por los que ya había pagado, al igual que cientos de miles de personas, que aguardaban pacientemente por sus tamalitos.

Llegué temprano y tuve tiempo de ir a mi escritorio y revisar que todo estuviese en orden, lo que se había acordado era pagar los tamales tres días antes para que no hubiera problema. Llegar ese día, recogerlos y retirarme a mi casa para trabajar desde allá. No pensé que fuera a convertirse en una tragedia.

Pasaron 10 minutos… luego se convirtieron en 15 y en media hora… pasó una hora completa y tanto mi hijo como yo estabamos desesperados.. era hora de irnos, pero no podíamos irnos sin esperar un poco más, por esos deliciosos tamales.

La desesperación comenzó a apoderarse de mi cuando me informaron que no sabían donde estaba el muchacho de los tamales. Y tampoco sabían si iría a venir o no. Estaba desaparecido y tenía los tamales consigo.

Solo me pidieron que me calmara. Ya habían intentado localizarlo y su telefono estaba … MUERTO!!!

En su casa no sabían nada de él, decían que hacía tres horas que había salido de su casa con los tamales. ESTARÍAN ENCUBRIENDO SU CRIMEN?? ACASO SABIAN LA VERDAD?? ESTABAN EN COMPLICIDAD CON EL?

Era cierto, el tiempo corría veloz y yo tenía que irme. Tenía que olvidarme de los tamales, de MIS tamales -2 verdes y 3 rojos – Así que con lagrimas en los ojos y decepción en la mirada de mi hijo, partimos intentando no tocar el tema.

El muchacho de los tamales había desaparecido y junto con él, nuestra deliciosa porcion de tamales. Era horrible. Era desesperante. Era increíble.

Cuando terminó el puente vacacional y volvimos a nuestras labores cotidianas, el detective John Shrevienson nos reunió en el salón grande.

Junto a él estaba parado con la mirada gacha, el muchacho de los tamales. Quien no se atrevía a decir una sola palabra.

El detective dijo, que se había entrevistado con el muchacho y en sus declaraciones había inconsistencias y contradicciones. Decía que había sido privado de su libertad y que los tamales se habían podrido en la espera de que el muchacho fuese liberado. Entonces al recuperar su libertad éste habría tenido que tirarlos todos a la basura.

Pero no había evidencia del rapto ni tampoco había rastro de los tamales en ningun basurero de la ciudad, era como si los tamales nunca hubiesen existido.

Dijo el detective que era imposible hacerlo hablar, tendríamos que conformarnos con obligarlo a regresarnos nuestro dinero. Pero de los tamales jamás se iba a saber la verdad. Tendríamos que borrar esos calientitos y deliciosos tamalitos de nuestra memoria. Tendríamos que obligarnos a dejar ese horroroso suceso atrás.

Otra tarde más, en la oficina del detective John Shrevienson, otro cigarro más y otra copa de martini. El misterio de los tamales nunca quedaría resuelto.

Anuncios

5 pensamientos en “El misterio de los tamales

  1. blackpig dice:

    Lo bueno es que te regreso el dinero.

  2. Chabe dice:

    El dinero??… creo que eso es otro crimen sin resolver…

    Que bueno que no encargué tamales, si no, también habría sido víctima del fraude, solo me queda decir, a todos aquellos afectados, que no pierdan la fe y la esperanza, algún día, el tamalero pagará por sus crímenes…

  3. alexacrow dice:

    Nah no nos ha regresado el dinero, quedó de que eso iba a hacer pero ni ha venido…..

    Para mi que ya son 60 pesos perdidos.

  4. No manches esta de poca este blog y me gusta mucho tu redacción. Llegue aqui por el post de que no debes de hacer a una mujer embarazada, felicidades me hiciste pasar un agradable rato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s